martes, 6 de diciembre de 2016

...


No ha sido un año fácil, mis emociones han estado a prueba más veces de las que hubiera querido. Me he reencontrado con viejos afectos,  mi padre ya no está acá, he publicado un libro...uffffff... y  he tenido más ganas de cerrar mi blog que de seguir escribiendo en él.

Quisiera ser más constante por aquí, como antes. Pero ya no soy como antes.

Aún no puedo despojarme del todo de este invierno.

7 comentarios:

  1. Hay momentos buenos y bajos pero tu blog es especial!!besos

    ResponderEliminar
  2. Hola, no lo vas a creer. Pero estuve revisando un blog que he dejado abandonado por mucho tiempo y en el cual escribía un montón hace ya como 5 años. Y revisando mis entradas antiguas, me percaté que habías comentado varios de mis posts <3 y yo como era una niña ensimismada, depresiva y caprichosa no me había percatado. Siento que te debo ese favor de haberme leído en esos momentos tan cruciales. Me da gusto que tú si hayas mantenido tu blog bastante activo. No dejes de escribir.

    A ver si adivinas/recuerdas mi blog antes de darle click a mi perfil jeje.

    Saludos, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Es que la vida es de todos los colores... y a veces algunos se nos hacen más oscuros pero luego vuelve y nos sonrien los pasteles!! ánimo!! ojalá que el 2017 llegue con tonos mucho más amables para ti. un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  4. Un abrazo para todas. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  5. Lamento lo de tu padre, Yeka
    quisiera saber de tu libro :) y con respecto al blog, no se que decirte, sería una pena, porque es hermoso y tienes tus fieles seguidores, pero yo cuántos he dejado por ahi? ;)

    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Claudia! Tantísimo tiempo, tiempo, tiempo...te escribiré y te cuento del libro :) ¡Un abrazo!

      Eliminar